Queridas zaragozanas y zaragozanos

Marufirma
Articulo de Opinión

Carta de Maru Díaz, secretaria general de Podemos Zaragoza.

Hoy me siento a escribir estas líneas a modo de despedida. Tengo que reconocer que  nunca me han gustado mucho estas cosas porque suelen tener un tono tristón que en Podemos no nos pega nada. Y menos en Podemos Zaragoza. Hoy, echando la vista atrás para escribir estas líneas me vienen a la mente esos comienzos de Podemos en Zaragoza y no consigo más que dibujar una sonrisa. Ante los que nos quieran hacer perder la sonrisa, desfallecer tras estos duros años, o perder la ilusión por un 2019 que reviva el 2015 recordarles esa tarde fría de enero en la que empezó todo. Ese invierno del 2014 en el que aprendimos a correr sin saber andar, en el que nos configuramos, montamos equipos, aparecimos en la ciudad y conseguimos coordinarnos para hacer una campaña más que digna para las elecciones europeas que abrieron la brecha por la que colarnos. A partir de ahí, todo ha sido crecer y aprender a la velocidad de la luz y llegamos hoy siendo un Podemos Zaragoza más maduro pero igual de vivo que entonces.

Elección tras elección hemos ido creciendo, adentrándonos en los barrios, conociendo y palpando una calle que desde mayo del 2011 pedía regeneración para una vida política de la ciudad anclada en los 90. Nadie hubiera esperado que junto con otros compañeros y compañeras de viaje consiguiéramos tener un alcalde del cambio, haciendo de Zaragoza una ciudad sostenible, digna para la vida y respetuosa con los derechos de sus vecinos y vecinas. Y lo conseguimos demostrando a la vez que Podemos Zaragoza, que nuestras ideas, nuestra militancia y nuestras ganas habían venido para quedarse.

Hoy, tres años después de constituirnos como partido en la ciudad, afrontamos nuestra segunda Asamblea Ciudadana y el reto ya no pasa por ganar un espacio en la ciudad sino por aprender a mantener y mejorar una ciudad en la que, junto con otros, ya gobernamos. Y estoy convencida de que tenemos los amarres suficientes para hacerlo sin perder lo que somos y fuimos: un grupo de gente desconocida entre sí pero con ganas de cambiar las cosas, con ganas de recuperar la democracia y las instituciones para ponerlas al servicio de los vecinos y vecinas de la ciudad.

En esta nueva etapa, como ya sabéis, cambio de espacio, y por ello tocaban estas palabras. Estoy convencida de que hay tanta gente valiosa en la ciudad que siento alegría ante la renovación y tranquilidad por los nuevos rostros que a partir de octubre liderarán Podemos Zaragoza. Agradecer a todas esas personas que durante este tiempo han dedicado un minuto a aconsejar, echar una mano y sumar al proyecto. Ha sido un honor y un placer ser el rostro de un cuerpo enorme como es Podemos Zaragoza y sólo puedo dar las gracias por haberlo vivido juntas. En unos días comenzará la segunda etapa y yo vuelvo a la trinchera, a ser una más en la ciudad, pero seguiremos caminando y sumando juntos y juntas. Buena suerte a los y las que en estos días afrontan las primarias y para los demás:

¡¡Nos vemos rumbo a la asamblea!!

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0Email this to someone

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR