El Gobierno del PP-PAR cerró 67 aulas de 1º de Educación Infantil en Zaragoza, y despidió a 2.000 profesores

huelga_educativa1

Estimadas compañeras y estimados compañeros:

La educación es la principal herramienta para el desarrollo de la sociedad, para avanzar hacia la equidad real de género y para trasmitir valores de respeto y tolerancia hacia los demás. Es una pieza trascendental en la formación integral de las personas.

La defensa de una educación pública de calidad es la defensa de la igualdad de oportunidades para toda la ciudadanía, que debe permitir que cada niña y cada niño tengan las mismas posibilidades de elegir su futuro independientemente de las circunstancias económicas, familiares o emocionales que le acompañen desde su origen.

Los últimos años han sido duros, el Gobierno central del PP, y también el autonómico del PP-PAR, han desmantelado buena parte del sistema educativo público, han cerrado aulas, despedido a profesores, subido las ratios, empeorado las condiciones de trabajo de los docentes, disminuido las becas, encarecido los estudios universitarios… La LOMCE es el reflejo más claro de la mercantilización y la privatización de este servicio público esencial.

En Aragón los recortes se centraron únicamente en la educación pública. Además de lo referido, hay que recordar que, en la anterior y reciente legislatura PP-PAR, la financiación de la púbica y sus recursos descendieron en un 18%, se quedaron sin trabajo más de 2.000 profesores y se suprimieron 67 aulas de 1.º de Educación Infantil tan solo en Zaragoza. Sin embargo, la enseñanza privada sostenida con fondos públicos no se vio afectada. A esto hay que sumar el lento, aunque progresivo y constante, deterioro de la enseñanza pública durante los gobiernos anteriores del PSOE.

Estamos ahora inmersos en un proceso clave: la inminente renovación de conciertos educativos en centros privados, que determinará la oferta concertada para los próximos seis años en Educación Primaria y para cuatro años en el resto de tramos educativos. Los efectos de las decisiones que se tomen en este proceso, cual vasos comunicantes, inciden directamente en la educación pública.

Los colegios concertados son colegios privados con acuerdos temporales con la administración autonómica que se pueden renovar, o no, en función de unos criterios. Algunos de estos criterios son que se atienda a la población escolar en condiciones socioeconómicas desfavorables o que se satisfagan necesidades de escolarización. En el primero de ellos, hay algunos (no todos) centros privado-concertados que no cumplen, pues establecen cuotas o precios abusivos para servicios básicos como el de comedor escolar, lo que hace que se efectúe una actividad lucrativa por parte de los propietarios de estos colegios, al tiempo que se selecciona al alumnado en función de las posibilidades económicas de sus familias, puesto que estas no pueden optar a estos centros. Esta situación genera que muchos colegios públicos y privado-concertados que comparten barrio o localidad tengan, entre ellos, una tipología de alumnado muy diferente.

Respecto a que estos colegios privados satisfagan necesidades de escolarización, la realidad de los últimos años y las proyecciones de los siguientes indican que en buena parte de los barrios y localidades de Aragón la población escolar decrece. Por ello, mantener la misma oferta de aulas privadas subvencionadas supone que automáticamente descenderán y se cerrarán públicas. Va a haber menos niños y menos aulas (por mucho que se quisieran bajar las ratios profesor/alumnos); o son menos aulas en la pública o en la privada concertada.

Por todo ello, desde Podemos solicitamos al Gobierno PSOE-CHA que defienda la educación pública ante el cierre de cualquier aula existente y ante el desmantelamiento de los centros públicos.

Desde Podemos, pedimos en concreto algo que es de sentido común, hay que adaptar la oferta educativa a la nueva realidad poblacional y demográfica. Solicitamos que tan solo en el acceso a los colegios, en 1.º de segundo ciclo de Educación Infantil, se reduzca la oferta de aulas de los colegios privado-concertados en los barrios y localidades donde tantas vías no son necesarias, donde hay un exceso objetivo de oferta con los datos en la mano. La estimación es de cerca de 50 aulas, aunque, como cada caso es distinto, 28 es la cifra mínima.

No se cerrará ningún aula, ni ningún niño se verá afectado; tan solo es la oferta de acceso al colegio. O ello o lo que se seguirá desmantelando será la educación pública y sus colegios. Va a haber menos niños y menos aulas; o son menos en la pública o son menos en la privada concertada.

Además según estudios con datos reales de la administración, 28 aulas en este primer curso en los colegios privados sostenidos con fondos públicos están duplicadas, es decir, son redundantes, con el coste extra para las arcas públicas. Son aulas innecesarias ya que sus alumnos podrían estar escolarizados en aulas públicas ya abiertas, funcionando y con profesorado.

Hoy por hoy se necesitan colegios privado-concertados, puesto que sería imposible escolarizar a todo el alumnado en la red pública. Además parte de ellos cumplen sus funciones, con sus derechos y obligaciones. Pero lo que no puede ser es que los intereses privados estén por encima, como lo han estado en estos últimos años, de la educación pública.

Solicitamos la racionalización de la red privada concertada, el cumplimiento de sus obligaciones de acoger a todo tipo de alumnado y de no establecer copagos y precios abusivos y la adaptación de su oferta educativa a la nueva realidad demográfica de la población escolar. Seguramente sin tantos agravios consentidos, sin tanta vista gorda por acción u omisión, no existiría la polémica continua entre los colegios públicos y los privados subvencionados.

La escuela pública, la de todas y todos, ya ha sufrido bastante. PSOE y CHA tienen la obligación de responder ante este reto y de cumplir.

Además de contaros lo que atañe a este tema tan importante, por las mismas razones y por otras, como por el rechazo a la LOMCE, por un pacto educativo consensuado con toda la comunidad educativa y no solo por unos pocos partidos políticos, por una financiación adecuada de la enseñanza, por revertir los recortes educativos, por unos estudios universitarios accesibles… Podemos apoya la huelga general educativa del jueves 9 de marzo y anima a la participación en las movilizaciones. Por eso, te esperamos a las 19:00 horas en la manifestación que saldrá desde la Plaza de España de Zaragoza. Nos jugamos mucho.

¡Escuela pública, de todas y todos para todas y todos!

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0Email this to someone

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR